miércoles, 13 de febrero de 2008

Citas ineludibles

Estos días, por cuestiones familiares, he estado un poco "desconectada". Ayer, sin ir más lejos, debería haber cenado con dos amigas, como hacemos todos los años el 12 de febrero. Hemos postpuesto el encuentro, pero la semana que viene cumpliremos un año más.

Hace 15 años, tomando un vino en un bar junto a la facultad de Filología - que por aquel entonces todavía estaba en Feijoo, dos compañeras de facultad y yo decidimos que, si la vida no nos llevaba a distanciarnos las unas de las otras, nos reuniríamos todo los años un día como aquel, 12 de febrero. Así lo hemos hecho, los primeros años nos reuníamos para tomar un vino, desde hace algun tiempo lo hacemos para cenar.
Es curioso que a pesar de vernos en otras ocasiones durante el año, el 12 de febrero es un día especial. En nuestra cita se repiten, año tras año, algunas conversaciones que no vuelven a surgir hasta el 12 de febrero siguiente, suelen guardar relación con los años de facultad, con personas con las que nos relacionamos en aquellos tiempos y de las que no volvemos a acordarnos el resto del año. Son conversaciones que empiezan por "¿Os acordais de ...?", o "¿A qué no sabéis a quién vi el otro día...?", son momentos que, al evocarlos, nos hacen volver a los 19 años. Parece imposible, pensamos, que haya pasado tanto tiempo.


Foto: Esta era yo hace unos 15 años, con mi camiseta de los Smiths con la portada del disco "Strangeways, here we come".

8 comentarios:

Fátima Fernández Méndez dijo...

Para mí, las anécdotas de la facultad, las amistades "especiales" de esa época son recuerdos que el tiempo no borra. Y lo que tú dices, las conversaciones que se dan en esos encuentros esporádicos con la gente de entonces están cargadas de magia, de risas y siempre empiezan ¿Te acuerdas de...?, son como esos chistes que te pueden repetir una y otra vez, con los que te sigues riendo.
Sin duda, son unos años especiales para todos los que los hemos vivido. Por algo se dice que es una de las mejores etapas de la vida del estudiante ;)

Un abrazo.

Sombras en el corazón dijo...

Mantener la relación con personas que formaron parte de tu vida en el pasado es un logro, pero si se consigue trae grandes satisfacciones.
También intento mantener mis amistades, las de antes y las de ahora.
Eso de la cena me parece una excusa estupenda.

Un abrazo y espero que todo este bien.

Natalia Menéndez dijo...

La vida del estudiante es la mejor, desde luego, si no fuera que de aquella no tenía dinero :-)
Mantener el contacto es difícil en ocsiones, a veces es más sencillo con los que están lejos que con los que viven dos calles más abajo, en fin.

Fernando dijo...

¡¡ Que envidia la camiseta!!
Aun que no sé si hoy me la pondría.
Tengo el disco, algo es algo.
¿La expo viajará por España?
Besos

ANGEL GÓMEZ ESPADA + SONIA MARQUES dijo...

camisetas de los Smiths
cuando uno llevaba camisetas de los Smiths o los Cure y era como el carné de las hermandades de Universidades estadounidenses
ahora llevamos ropa de Massimo Dutti y Zara, pero yo sigo volviéndome tonto cada vez que me pongo mi camiseta de NOAM CHOMSKY y eso sí que es vindicativo

Natalia Menéndez dijo...

El año en que yo hice esa foto estuvo Noam Chomsky en la Universidad de Oviedo, precisamente. Ay, la generativa, qué cruz...

Anónimo dijo...

Que me vas a contar...!
yo he vivido el dia de la Xana desde su primer año,parece que fue ayer....que viejas nos estamos haciendo.
Besos
Ana

Tucuman 846 dijo...

¿por qué las Facultades de Filología -y ya veo que en distintos lugares- se llenaron en los 90 de camisetas de los Smiths?
Por suerte los libros de Chomsky se olvidaban en el cesped las trades de mayo.