domingo, 13 de enero de 2008

EL DÍA SE HA IDO




Ahora andará por otras tierras,
llevando lejos luces y esperanzas,
aventando bandadas de pájaros remotos,
y rumores, y voces, y campanas,
-ruidoso perro que menea la cola
y ladra ante las puertas entornadas.

(Entretanto, la noche, como un gato
sigiloso, entró por la ventana,
vio unos restos de luz pálida y fría, y
se bebió la última taza.)

Sí;
definitivamente el día se ha ido.
Mucho no se llevó (no trajo nada);
sólo un poco de tiempo entre los dientes,
un menguado rebaño de luces fatigadas.
Tampoco lo lloréis. Puntual e inquieto,
sin duda alguna, volverá mañana.
Ahuyentará a ese gato negro.
Ladrará hasta sacarme de la cama.

Pero no será igual. Será otro día.

Será otro perro de la misma raza.


ÁNGEL GONZÁLEZ

Foto: Busto de Philip Cousteau en Salinas, pasada por photoshop

4 comentarios:

Esperanza dijo...

Somos insignificantes, la vida y el mundo sólo nos toleran, no nos necesitan. Habrá un momento en que el día volverá y nosotros no estaremos. Me encanta cómo lo expresa Angel González, y ahora estos versos se entremezclan con otras sensaciones...

Anónimo dijo...

Ahora, José Luis y yo ya estamos en el sur, en un día que nos hubiera gustado sufrir en el norte, donde vuela poesía.
Aquí el día se levantó con una mañana rota y mucha prisa en las nubes.
Muchas gracias por tus sinceras palabras sobre "Metástasis" Natalia.
Nos vemos entre las letras. Habitando en ellas.
Eva Vaz

Fátima dijo...

Tiene versos preciosos. Apunto este que no es el más bonito pero me gustó su fuerza de expresión.
"Mucho no se llevó (no trajo nada)" .
Un beso

Guillermo dijo...

Otros González vendrán, otros Menéndez, otros Díaz...distintos apellidos, parecidas razas.