sábado, 1 de diciembre de 2007

Mis poemas traducidos al francés

Navegando por internet me he encontrado con este blog. Muchas gracias a sus dueñas por su traducción al francés de mis poemas. Me ha encantado.

http://tanjaetmonique.blogspot.com/2007/12/natalia-mendez-rodrguez.html

10 comentarios:

Anónimo dijo...

.

Anónimo dijo...

Natalia. Echo de menos en tu página los poemas. Mucho premio, mucha entrevista... Eso es accesorio. ¿Te estás dejando deslumbrar por esos cantos de sirena, Natalia? Harías mal... Pregúntale a Héctor lo que es importante y lo que no. Debes crear una sección nueva con poemas. El resto son palabras vacías, vanidades tontas. ¿Quieres escribir -ESCRIBIR- o "ser escritora"? Te leo. A ver si vale la pena.
Tu amigo, que no conoces:
Bartleby

Natalia Menendez dijo...

Mis poemas sí están en mi web, pero hay que navegar un poco:
http://www.uniovi.es/LabHum/nataliamr/poemas.htm

Natalia Menendez dijo...

Lo de si quiero escribir -ESCRIBIR, no sé muy bien a qué te refieres, porque hace 17 años que lo hago. Supongo que con eso ya respondo a tu pregunta. Con eso de escribir o “ser escritora”, además, parece que quieres decir que escritor es el que publica, no el que escribe, y yo, sinceramente, no estoy de acuerdo. No considero que ahora sea más escritora que antes por el hecho de publicar mis poemas. Empecé a escribir en el instituto, a los 17, y hasta hace un año no me decidí a sacarlo a la luz, y desde que lo he hecho no hago más que recibir consejos de todo el mundo. Parece que hay mucha gente que “sabe” lo que hay que hacer en el mundo de la poesía. Yo, la verdad, haré lo que he hecho hasta ahora, lo que me apetezca en cada momento. Aunque me equivoque (aunque eso es discutible). Cuando me apeteció, lo conté, si me apetece escribo, si me apetece me presento a premios, que es la única forma de publicar en Asturias. Salvo que escriba en asturiano, como Héctor. Ahora tengo tiempo y escribo, sé que en el futuro no tendre tanto tiempo y escribiré menos. Parece que tengo que justificar todo lo que hago, si escribo para ganar premios, si soy prolífica por el hecho de tener varios poemarios, si tengo una página web, si, si, si... Escribo para mí en primera instancia, como he hecho desde la adolescencia. Agradezco que me digas que no encuentras los poemas. Están dentro de uno de los apartados principales, pero ya veo que tendré que hacerlos más accesibles. Gracias, de verdad. Gracias por tomarte la molestia de leerme, y de darme consejos. Pero bueno, “si no te equivocas de vez en cuando es que no te arriesgas”, como decía Woody Allen. :-)

Anónimo dijo...

Natalia, no te sulfures. No tienes que disculparte de nada. Yo también publico, también he ganado premios y también tengo página web. Simplemente me extrañó el espacio que se le dedicaba a premios y entrevistas y la ausencia de poemas. Los he encontrado copiando la dirección que me diste; en la página me sigue resultando imposible dar con ellos. Lo más importante es lo que está más escondido.
Con la diferencia entre "escribir" y "ser escritor" quise subrayar (quizá torpemente) lo que es realmente esencial en todo esto: la propia escritura. Los premios son lo que son (un puente) y no hay que darles más importancia. Publicar es necesario, porque forma parte del mismo proceso que nos lleva a escribir, un proceso que necesita la comunicación con el otro para poder seguir teniendo lugar. Subrayo otra vez lo de que el proceso siga teniendo lugar. Porque publicar no es el fin, sino el medio. La propia escritura es lo importante, lo que sucede antes y después de escribir. A veces lo fundamental ni siquiera son los versos que quedan en el papel, sino la búsqueda que nos lleva a ellos. Y esa búsqueda no termina en el hecho físico de la escritura ni tampoco tras la publicación.
¿Me estoy poniendo demasiado estupendo? Seguramente. Me gusta divagar y si de mis divagaciones surge algún ejemplo y alguien quiere tomarlo, estupendo. Siento que parezca que intento enseñarte algo. Yo también aprendo de los demás.
La escritura no es tu ocupación habitual ni te ganas la vida con ella. Pero ¿es tu ocupación más importante? Debería serlo. Antes incluso de saber si tienes talento (creo que lo tienes) debes preguntarte si tienes vocación. Escribir no puede ser un hobby ni una afición ni un oficio. Es bastante más que eso, mucho más, o no es nada.
Perdona si te parezco paternalista. No quiero serlo. No soy quien. Sólo estoy compartiendo un par de ideas sueltas.
Tu amigo:
Bartleby

Natalia Menendez dijo...

Te agradezco el consejo sobre la web. De hecho ya la he cambiado, ahora el enlace que llevaba a premios, donde a su vez había un enlace a poemas se ha convertido en poemas directamente. Muchas gracias, de verdad. Yo también aprendo de los demás, como tú dices, lo que pasa es que he recibido demasiados consejos contrarios últimamente :-)
para mi la escritura es importante, forma parte de mi vida, pero no es más importante ahora que antes. Ahora simplemente se ha hecho pública.
¿Y ... dónde puedo leerte?

Anónimo dijo...

Ah, eso es lo malo de publicar (¿o lo bueno?): que has adquirido un compromiso. Conmigo, con aquel, con los que te lean. Ahora tus poemas ya nos pertenecen un poco a los demás.
Compromiso, me gusta esa palabra. Escribir es sobre todo un terrible compromiso con uno mismo, una deuda adquirida para toda la vida, que jamás se podrá saldar. Tiene algo de condena. Tiene que dar un poco de miedo. Ya vuelvo a ponerme estupendo. Ni caso.
Muy bien lo de la web. Creo que así está mejor. Más accesible.
Tu amigo:
Bartleby

Natalia Menéndez dijo...

Me gusta eso de que mis poemas ya pertenecen un poco a los demás. Ahora que mis amigos leen lo que escribo (la mayoría de ellos no leen poesía) tratan de buscarme en mis versos, y yo les digo que tal vez buscandome a mí se encuentren a ellos. Eso es, de hecho, lo que yo espero.

No me has contesado :-) ¿dónde puedo leerte?

Anónimo dijo...

Leyéndote a ti se encontrarán a sí mismos... Muy bien expresado, Natalia. Ahora teme lo que te encontrarás tú al escribir.
Dónde leerme. En Las afinidades electivas. Sólo tienes que averiguar cuál entre las varias docenas de poetas soy yo.
Ja ja ja! No pretendo hacerme el misterioso. Más tarde te enviaré un email a la dirección de tu página. No me gustan las presentaciones en público.
Bartleby.

Julio dijo...

Pero Bartleby, sabes en qué te pareces al personaje de Melville? Tío , en que preferirías no hacerlo, pero lo haces: ERES paternalista, y peor aún, aplicas a Natalia -que no la conozco de nada, acabo de tropezarme con el blog- afirmaciones absolutas sobre su pensamiento. ¿Te estás dejando deslumbrar?, le dices. Pero qué sabrás tú. Ni que tuviera que justificarse. Tú me escribes eso y me entra la risa floja. En fin, yo también he ganado premios y publico. Pero me parece que le pegas una patada a una piedra y hoy día te salen 1000 tios/tias que te dicen: no, yo soy poeta, y se quedan tan anchos. Poeta es José Hierro y Ángel González. Punto. Los demás escribimos poesía. Ya el título no nos toca otorgárnoslo. Y lo de a ver si vale la pena, jaja, qué gracia me hace la gente que se convierte en juez y parte. Tú tienes un problemita de ego. Pobrecillo. Vete a contar conchas a la playa que es más entretenido, igual el aire del mar te quita la tontería esa con lo de tu amigo, que no conoces. Vamos, Natalia, éste necesita un hervor que está poco hecho. Si es lo que tiene internet, que cualquier se cree que da clases. Chavalín.